Buscar
  • penamorado.psico

Redes y valores

Actualizado: 20 de feb de 2019

En la época actual en la que estamos conectados y cohabitamos con la tecnología como una parte ya casi indispensable en nuestras vidas, es normal ver cada vez con más frecuencia a personas e incluso a grupos de diferentes individuos, que a pesar de estar compartiendo un espacio juntos, permanecen absortos en sus móviles o "aislados" participando de las redes sociales...


Hace bastante tiempo que el genial Einstein nos advirtió de estos peligros cuando dijo: "Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad, el mundo solo tendrá una generación de idiotas”. ¿qué pensáis?, ¿demasiado categórica la afirmación del genio?.

En sus palabras se puede apreciar la preocupación, que muchas personas tenemos sobre este tema.


¿estamos ahora + conectados o + desconectados?

¿Cómo puede ser que una pareja sentada en un restaurante, se pase el rato pendiente de su teléfono móvil, en vez de disfrutar de esa otra persona?, o ¿qué le ocurre a ese grupo de amigos que no habla entre ellos, sino que chatea con personas que están en otro lugar, chatean con personas que quizá ni siquiera conocen físicamente?





Todo esto es un poco paradójico pero no dejan de ser nuevas formas de relación, que se están instaurando cada vez con más fuerza en nuestras vidas, pero que pueden llegar a separarnos de las personas que tenemos más cerca.


Ojo ¡No vayamos aislarnos y dejar de cuidar las relaciones más cercanas!


¿Qué pasa con los más pequeños si no les enseñamos a usar con medida las redes?

Si los niños y adolescentes cada vez están más tiempo absortos en estas tecnologías, ¿no se perderán la riqueza de todo lo que ocurre a su alrededor?

Además no debemos pasar por alto los trastornos de dependencia y la ansiedad que muchos usuarios llegan a sentir.


Parece que no somos conscientes que sitios web, juegos, app, etc., diseñan sus páginas de tal forma, que se vuelvan más adictivas para los consumidores. Un ejemplo caro de estos peligros está en juegos muy de moda ahora entre los menores.


Muchos adolescentes pasan una gran parte del tiempo pendientes de sus teléfonos, miran si alguien escribió en su muro, en el chat, o si les escribieron un mensaje privado. Incluso les surgen deseos por hablar con personas que no conocen, ver sus fotos y hasta llegan a enviar mensajes a personas que quisieran conocer en la vida diaria pero eligen la vía virtual. Estas prácticas conllevan en muchas ocasiones además, otros peligros asociados, es necesario hablar con ellos, "educarles" en su uso, y es necesario sobre todo, dar ejemplo de uso y consumo de las redes y tecnologías ante ellos.


Como padres y/o educadores, podemos estar atentos por si observamos conductas, que nos pueden hacer "saltar las alarmas" ante un caso de adicción en nuestros hijos, sobrinos o alumnos.


Entre los signos de adicción se pueden encontrar conductas como: dejar el ordenador e inmediatamente coger el móvil para revisar nuevamente si no hay más mensajes, dormir y al despertar ponerse "en línea", comprobar las últimas conexiones de sus amigos, u observar que  tengan la necesidad de publicar varias veces al día en las redes sociales o sientan alta preocupación por conseguir muchos "likes" en sus estados o fotografías.


Estas conductas tienen un matiz "obsesivo" que no debemos obviar... también pueden aparecer cambios en el estado de ánimo como:  irritabilidad, enfados o conductas desafiantes de rebeldía  por no poder "conectarse" cuanto quieran, desinterés por actividades de la vida diaria básicas como la alimentación, el sueño o la higiene, etc.

Si te sientes reflejad@ y no sabes cómo manejar la situación, lo ideal es que busques apoyo en un profesional.


Hemos de tratar el tema con precaución, explicara los niños o adolescentes, con argumentos fáciles de comprender, la importancia de dosificar estas conductas y de aumentar la ocurrencia de otras más provechosas para su bienestar y desarrollo.


¡No queremos que dejen de hacerlo! solo que lo hagan con medida, sin perderse el resto cosas interesantes, que pueden hacer :)


Es importante que reciban otras fuentes de gratificación haciendo actividades de ocio que les gusten como: deportes, salidas al aire libre, o cursos en los que se potencien sus habilidades y gustos.


La idea no es que abandonen estos hábitos del todo, ya que serían "los raros de sus amigos", (no queremos que se sientan diferentes, ni desplazados) sino que aprendan a usar estas nuevas tecnologías de forma saludable, para que no conlleve un riesgo para su salud psicológica y física.


Una idea es incluir en la base de la educación desde muy pequeños la importancia de tener Valores.


Enseñarles el valor de un buen uso del tiempo libre y disfrutarlo en familia, les ayuda a integrar maneras de vivir más conectadas con el momento presente.


¡Prueba a ir de excursión con tus hijos!, a ¡descubrir sitios nuevos!,

verás como disfrutáis juntos de un día diferente.




Los valores son principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento a medida que nos vamos  desarrollando como personas.

Son creencias fundamentales que nos ayudan a preferir, apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras, nos orientan a preferir comportamientos o hábitos. 


"Generosidad, perseverancia, paz, respeto, confianza, altruismo, autonomía, colaboración, empatia, esfuerzo, justicia, honestidad, fidelidad, gratitud..."


Una gran idea es trabajar desde los primeros años con los niños y enseñarles la importancia de aprender y practicar los valores. Es importante que tengamos en cuenta que todas las personas no tenemos la misma escala de valores y que estos van a estar muy influenciados por el contexto cultural y social en el que cada persona se encuentre, además los valores pueden ir cambiando a lo largo de nuestra vida.


"Recuerda que no hay valores buenos o malos, siempre que su máxima sea el respeto hacia el resto de seres humanos, ¿sabes cuales son tus propios valores?".



7 vistas